Aclaraciones a la sentencia del tribunal de de justicia de la Unión Europea sobre la relación entre la vacuna de la hepatitis B y la esclerosis múltiple

Lexmor – Colaboradores de FIDISP
febrero 18, 2016
Nueva oficina
abril 26, 2018
Ver todas

 

Una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha provocado numerosas reacciones de preocupación, al entenderse que admite que la administración de una vacuna podría causar una enfermedad neurológica, basándose solo en la relación temporal entre ellas e independientemente de las evidencias científicas disponibles; lo cual, de ser así, pondría en jaque el desarrollo de los programas de vacunación.

Sin embargo, estas reacciones pueden no estar justificadas. Una lectura y análisis pormenorizado de dicha sentencia permite una interpretación distinta, lejos de la preocupación manifestada, ya que la sentencia del TJUE no entra a valorar el fondo de la cuestión, ni establece nexo de causalidad entre la administración de la vacuna y la esclerosis.

Previsiblemente la situación podría dar alas a los colectivos antivacunas y esto, sin duda, sería un efecto adverso de la sentencia del TJUE; ya que, haciendo su propia interpretación interesada, la podrían usar para reforzar sus ideas y mensajes, aprovechando la fuerza de unos titulares potentes (aunque aparten de la verdad al lector) y la obligada brevedad e informalidad de las redes sociales, para llevar a los lectores a la duda, al miedo y al rechazo de las vacunaciones, o a “algunas” vacunaciones (versión actual de la demanda de “riesgo cero”, como estrategia de rechazo vacunal irracional).

Con el título Aclaraciones a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la relación entre la vacuna de la hepatitis B y la esclerosis múltiple, el Dr. Ángel Hernández Merino, vocal del CAV-AEP, describe con detalle, en un artículo, los antecedentes de esta sentencia y analiza la situación, contando con la asesoría del abogado y asesor externo del comité, Javier Moreno Alemán.

 

Descargar PDF

 

Fuente: vacunasaep.org